7

Amistades indeseables

No sé si seré yo, este lugar, el tiempo en el que vivo o todo el conjunto, pero no hay manera de dar con gente que se parezca mínimamente a lo que yo entiendo por"amigos". Mi pareja está harta ya de reiterarme que los amigos no existen, que son todo intereses y conveniencias, pero yo no le hago caso. No quiero hacerle caso.
Hay algo en este mundo que no soporto ni soportaré nunca, y es la gente irresponsable y sin educación. Me pone enferma. Si encima son esas personas a las que considera uno amigos los que muestran tales faltas de cultura, ni os cuento.

El fin de semana pasado quedamos mi pareja y yo con otra pareja de amigos. He de decir que considero mi amiga a la chica de la pareja, ya que el chico nunca me ha inspirado confianza. Es de los que hablan poco, pero cuando hablan, te dan ganas de decirle que estaba más guapo callado.
El caso es que habíamos quedado en un bar para cenar y les estabamos esperando en el interior del local. De repente, los vi en la terraza y me hicieron señas para que saliéramos, ya que tenían una mesa reservada. En los segundos que tardamos en salir del establecimiento, la mesa ya había sido ocupada por unas ancianas.
Mi amiga se puso de los nervios y empezó a gritarles de una manera muy vulgar e infantil que esa mesa la habían visto ellos antes. Una anciana la miró con pena y le dijo que lo sentía mucho, pero que cuando habían llegado la mesa estaba vacía. Y era cierto. Mientras nos avisaban para que saliéramos, se despistaron y se alejaron de la mesa. La culpa no era de las ancianas.
Pero mi amiga estaba que echaba humo por la boca. La intenté tranquilizar explicándole que había más mesas y que no pasaba nada porque esperasemos un rato. Y suelta la frase que me dejó atónita: "Joder, para dos días que les quedan...".
Tanto mi novio como yo nos quedamos boquiabiertos. Jamás me habría imaginado esto y el problema es que las mujeres la oyeron y nos meterían a todos en el mismo caso. Por gente como esta, la juventud tiene tan mala fama y todos somos "tan maleducados e irresponsables".
Le dije a mi amiga que me había parecido muy feo lo que había hecho, y me contestó riendo: "Es que me lo ha pegado mi novio". Le contesté que allá ella, pero que a mí me daría vergüenza comportarme de esa manera con 22 años.

Al día siguiente, cuando todavía no habíamos olvidado la escenita, quedamos para hacer una barbacoa con otra pareja, de la cual también es mi amiga la chica y su novio, en este caso, no me cae tan mal. Habíamos quedado a las 10:30 porque nos dijeron que la gente madrugaba mucho para reservar la barbacoa. Aparecieron una hora y media tarde. ¿Por qué? Pues porque se habían dormido, ya que salieron de fiesta el día anterior. Además, mi amiga tenía que llevar a su hermano pequeño a casa de su tía, ya que no se podía quedar solo en casa.
Lo despertó como pudo a última hora y lo llevó a la casa de la tía con la cara sin lavar y sin haber desayunado. Lástima de criatura.

Nos apetecería quedar con gente educada que tuviese la misma edad mental que física. ¿Tan difícil es? ¿Tantísimo pido? Tiene razón el dicho de "más vale estar solo que mal acompañado".

7 lectores opinan:

Luchida dijo...

No sabes lo bien que te entiendo xD
Por algo yo no tengo amigos y los pocos que tenía, sinceramente, acabé pasando de ellos.
La gota que colmó el vaso fue un día que estábamos todo el grupo en una cafetería y se pusieron a hablar de la noche anterior que salieron y de una pajita que tenía una de las chicas y que no sabía después dónde la había puesto y movidas. Se tiraron como cerca de 15 minutos riendo y hablando de las gilipolleces de la noche anterior.
Tampoco es que yo pretenda andar todo el día hablando de política pero vamos, ni un extremo ni otro!!
Total, que al final me quedé con mi novio que eso, más vale solos que mal acompañados!!
Así que tranquila, no eres la única a la que le pasan estas cosas :P
Eso sí, aunque nunca las veo tengo dos amigas que nos conocemos desde que tenían 4 años. Una vive en París y la veo cada tres años o más y la otra en Málaga y la veo una vez al año. Cuando quedo con ellas sé que no va a haber gilipolleces, ni malos rollos, ni malentendidos ni nada. Simplemente vamos a hablar "como en los viejos tiempos" y reiremos y haremos bromas o contaremos chistes pero siempre con un mínimo de cordura.
Y bueno, a través de Internet creo que también tengo amigas :) Aunque a ti no te conozca en persona creo que nos conocemos bastante bien y lo mismo me ocurre con algunas otras bloggueras, que aunque físicamente no nos conozcamos (o nos conozcamos muy poco), sé que estáis ahí, al otro lado de la pantalla y es suficiente :)
Así que no te amargues que si los amigos de verdad han de llegar algún día llegarán pero también es cierto que más del 99% de la gente que pasa por nuestras vidas se quedan en ser meros conocidos...
Un besico muy fuerte guapa!!

juan rafael dijo...

Esto es un axioma: los amigos existen...aunque nadie haya dicho que un amigo tiene que ser perfecto o no pueda ser influenciado por terceras personas.

La palabra "amistad" en internet se emplea con demasiada ligereza y una cosa es un amigo y otra, un conocido aunque puedas verle muchas veces y ser amigo de amigos.

Dice un dicho que los amigos verdaderos se pueden contar con la palma de una mano y, de momento, puedo decir que es verdad.

jordim dijo...

los amigos son la forma de relatividad más grande que hay..

Calvarian dijo...

Por eso debo de estar casi siempre sólo. Yo creo que hemos convertido lo más sencillo del mundo, el sentido común, en un artículo de lujo. Educación, respeto, puntualidad, seriedad, formalidad...Con cuentagotas. Amigos así no merecen la pena, al menos para mi.
Bésix

Jorge dijo...

El problema no es de ellos,los amig@s lo son por una razón, solo tu has decidido que lo sean....

Un abrazo desde el alma

carlos de la parra dijo...

Yo más bien estoy de acuerdo contigo en ésto de podar amistades no deseables.En lo personal hice una poda de gente nefasta que insistía en estar cerca de mí sólo para causarme molestias,y un buen día les pedí se abstuviesen de por vida de mi compañía,y eso,y haber dejado de fumar hace 30 años,es algo de lo que no ceso de felicitarme cada mañana de vida.

Anita dijo...

Sara, me temo que te entiendo demasiado bien. Yo el año pasado en mi cumpleaños invité al novio de una muy buena amiga que no me cae nada bien. Tuve que invitarle por cumplir, claro, porque no le soporto, es un parásito que lleva un año sin trabajar y viviendo de mi amiga. El caso es que al final no sólo yo acabé odiándole, sino todos mis amigos. Se le ocurrió decir en una mesa llena de gente que lleva un montón de años trabajando en el aeropuerto, que tiene carrera e incluso alguno carreras y mínimo tres idiomas, que él no había estudiado para acabar trabajando en el aeropuerto. Según el niñato el aeropuerto no es trabajo para él. Y tiene razón. No le veo levantándose a las 3 de la mañana para ir a trabajar. Por supuesto que este año no está invitado a mi cumpleaños.
Un saludo Sara, me gusta mucho tu blog.

Back to Top