3

Cumpliendo 22 años hoy...


Había una vez una princesa que no quería crecer. Sabía que hacerse adulta significaba tener más responsabilidades, empezar a enseñar en lugar de sólo aprender, llorar por motivos más preocupantes que porque se le hubiera caído su almuerzo favorito en el patio, y enamorarse de un príncipe.

No quería tener responsabilidades porque nadie quiere nunca tenerlas, tampoco pensaba que fuera a ser capaz de enseñar nada (¿qué iba a enseñar ella sobre la vida, si siempre habría gente más sabia y experimentada?). Por supuesto, se negaba a llorar constantemente por la falta de dinero, por no encontrar un trabajo, por no tener una casa. Y odiaba el pensar que alguna vez tendría que casarse con un príncipe. ¡Qué asco!

Pero sucede que esta princesa, por mucho poder que tuviera, no consiguió burlar al tiempo, y los años fueron pasando sobre ella igual que sobre el resto de la humanidad. Y llegó un año, ni muy lejano ni muy cercano, en que la princesa miró hacia atrás y sonrió. Se alegró de haber crecido, de haber madurado, porque todo ello suponía conocer cosas nuevas y gente diferente.

Recordó a todos sus amigos de la infancia: Alicia, Maite, David Moreno, Francisco, Álvaro, Jose Manuel, Eduardo, Laura, Gema...

Recordó a sus amigos/as del instituto: Cristina Sánchez, Marian, Lorena Moreno...

Recordó a sus amigos/as de la universidad: Sheila, Inma, Laura...

Recordó a todas aquellas personas que habían estado ahí cuando realmente necesitaba apoyo.

Y aprendió que la edad es la mejor maestra del planeta, y que ahora, con lo que ha vivido, ya tiene algo que enseñar.


3 lectores opinan:

La Petite Poupée dijo...

Feliz cumpleaños^^ Un abrazo!!!

Luchida dijo...

Felicidades!!!
Me alegra que lleves tan bien el paso del tiempo... Yo ando medio traumatizada por ir a cumplir 24 y que mi vida siga siendo una montania rusa (no hay "enie" en el teclado frances, ni tildes :P).
Cada anio que pasa me siento mas defraudada conmigo mismo poque cada vez puedo afirmar menos que "esto era lo que yo queria"... Es lo que tiene darse de hostias contra la pared; al final, lo aceptas.

Que pases un buen dia!!!

Sara López Moreno dijo...

¡Muchísimas gracias! Otro añito más para la colección :)

Saludos,
Sara.

Back to Top